Perdona ♥



No quiero darme prisa, tampoco quiero tardarme
pero si no te digo ahora, no habrá quien me lo aclare,
perdóname pide mi vida
perdóname mi alma clama





Pero si eres mi camino buscado
eres la que hace arder mis venas
y en mi corazón has entrado
como doncella princesa y reina
¿Perdóname?.
¡Si....perdóname!
Por amarte.... sin que lo sepas....


Perdona ♥
No quiero darme prisa, tampoco quiero tardarmepero si no te digo ahora, no habrá quien me lo aclare,perdóname pide mi vidaperdóname mi alma clamaPero si eres mi camino buscadoeres la que hace arder mis venasy en mi corazón has entradocomo doncella princesa y reina¿Perdóname?.¡Si....perdóname!Por amarte.... sin que lo sepas....
Posted by N7w Multimedia on Sábado, 20 de diciembre de 2014


  

La Humildad Es La Base De Todo Logro o Virtud Lo Contrario Es Solo Mera Apariencia




Casi cada día nos encontramos con un hecho llamativo e impactante, con el escenario de fondo de un aeropuerto, un avión o un vuelo. Pero en esta ocasión, gracias al relato conmovedor de una periodista mexicana que fue testigo presencial, conocemos este suceso.



La verdad, sin aportar demasiados datos sobre la ruta o la aerolínea, esta periodista de México contó  como una mujer de raza blanca, que superaba ya la cincuentena, subió a bordo de un avión y al acomodarse en su asiento se percató que la plaza contigua estaba ocupada un hombre de raza negra. Ante tal circunstancia, la señora madura blanca reclamó la atención de la azafata para indicarle que no deseaba viajar junto a  una persona tan "desagradable". La azafata argumentó que el vuelo estaba muy lleno, pero que iría a revisar a primera clase para ver si podría encontrar algún lugar libre.



Todos los demás pasajeros observaron la escena con disgusto. No sólo por el hecho en sí, sino por la posibilidad de que hubiera un sitio para la mujer en primera clase. El pobre hombre se sintió incómodo y cohibido por la reacción de su vecina de asiento, pero tuvo la educación de no hacer un escándalo.

El clima en la cabina era de total tensión, pero la señora se mostraba feliz y hasta triunfadora porque la iban a quitar de ese sitio y ya no estaría cerca de aquella persona.

Minutos más tarde regresó la azafata y le informó a la señora:

- “Discúlpeme señora, pero todo el vuelo está lleno. Afortunadamente, encontré un lugar vacío en primera clase...

… Me demoré unos instantes porque, para poder hacer este tipo de cambios tuve que pedir autorización al capitán. Él me indicó que no se
podía obligar a nadie a viajar al lado de una persona tan desagradable
y que me autorizaba el cambio.”

Los pasajeros no podían creer lo que escuchaban, pero ya la señora, con cara de triunfo, empezó a levantarse de su asiento.

En ese momento, la azafata se volteó y le dijo al hombre de raza negra:

- “Señor, ¿sería usted tan amable de acompañarme a su nuevo asiento en primera clase? El capitán, en nombre de la Compañía, le ofrece sus disculpas personales por el hecho de haber tenido que soportar a una persona tan desagradable a su lado.”

Todos los pasajeros del avión se pararon y ovacionaron la acción de la tripulación. Ese año, la azafata y el capitán fueron premiados y, gracias a esa actitud, la empresa se dio cuenta de que no le había dado demasiada importancia a la capacitación de su personal en el área de atención al cliente. La empresa hizo cambios de inmediato.

Desde ese momento, en todas las oficinas de esa línea aérea y a la vista del personal, se lee el siguiente mensaje:


“Las personas pueden olvidar lo que les dijiste, las personas pueden olvidar lo que les hiciste, pero las personas nunca olvidarán cómo las hiciste sentir”.

Este fue un hecho acaecido hace ya un tiempo, pero que bien merece la pena rememorar.

Mucho se está  perdiendo los valores correctos por "Valores", no es que la discriminación no haya existido antes, sí, pero ahora a pesar de que las culturas supuesta mente se han desarrollado poseen tal ingenuidad  de sentirse mejor que otros por tener la piel más clara, por una posición social más "elevado";   es mejor ser humilde aceptar nuestra condición y saber que tenemos mucho con haber recibido el regalo de la vida y que se puede avanzar y desarrollarse sin limitaciones de  prejuicios absurdos como el color, la nacionalidad, posición social, etc.

“La humildad es el fundamento de todas las demás virtudes. Así, en el alma en la que no existe esta virtud no puede haber ninguna otra virtud que la mera apariencia.“

Perdonar: Un Regalo Para Uno Mismo



      Perdonar no es olvidar, ni justificar una acción en tu contra, pero sí es dejar ir tu apego a ese dolor, a querer tener la razón, a exigir justicia y a identificarte constantemente con esa historia. Quizás tengas un dolor tan grande que pienses que NO quieres perdonar, pero como ya sabes que estás haciéndote daño a ti mismo y a tus mismas relaciones con los demás, debes hacer el esfuerzo.


No te preocupes, no tienes que hacerlo solo. El verdadero perdón lo haces a través de Dios. Quizás tú mismo sientas que necesitas el perdón, pero la culpa sólo agrava tu situación. Entonces obtienes el perdón de Dios por medio de su hijo.



Belleza, Amor, Creación Sublime



La realidad maravillosa existe en una magnitud inimaginable

Los árboles que no dan flores
dan nidos
y un nido es una flor
con pétalos de pluma;
un nido es una flor
color de pájaro,
cuyo perfume entra por los oídos.


Los árboles que no dan flores
dan nidos.

Fernán Silva Valdés,




Compartir en Facebook

Mientras Hay Vida, Hay Mucho Por Hacer, Y Mucho Por Disfrutar

Las maravillas de la vida
se nos escapan
por la cómoda trampa de la rutina.
En la vida cada minuto es un milagro
que no se repite
recuerda que la vida es muy bella
vista a través de una pantalla
o cuando a uno se la cuentan
o cuando la lee en los libros;
es más cómoda, sin retos,




pero la vida hay que vivirla
lo que cuenta no es mañana,
sino hoy. Hoy estamos aquí,
de mañana no sabemos





  

Los Buenos Días Te Dan Felicidad. Los Malos Días Te Dan Experiencia.



Un día decidí darme por vencido… renuncié a mi trabajo, a mi relación, a mi vida.

Fui al bosque para tener una última charla con Dios. ”Dios”, le dije. “¿Podrías darme una buena razón para no darme por vencido?”

Su respuesta me sorprendió… “-Mira a tu alrededor”, Él dijo.

“Ves el helecho y el bambú?”

“Sí”, respondí.

“Cuando sembré las semillas del helecho y el bambú, las cuidé muy bien. Les di luz. Les di agua.

El helecho rápidamente creció. Su verde brillante cubría el suelo. Pero nada salió de la semilla de bambú. Sin embargo no renuncié al bambú. En el segundo año el helecho creció más brillante y abundante y nuevamente, nada creció de la semilla de bambú. -Pero no renuncié al bambú.” Dijo Él. “En el tercer año, aun nada brotó de la semilla de bambú. Pero no renuncié” me dijo.

“En el cuarto año, nuevamente, nada salió de la semilla de bambú. “No renuncié” dijo.

“Luego en el quinto año un pequeño brote salió de la tierra. En comparación con el helecho era aparentemente muy pequeño e insignificante.

Pero sólo 6 meses después el bambú creció a más de 20 mts. Se la había pasado cinco años echando raíces. Aquellas raíces lo hicieron fuerte y le dieron lo que necesitaba para sobrevivir.




“No le daría a ninguna de mis creaciones un reto que no pudiera sobrellevar”.

Él me dijo. “¿Sabías que todo este tiempo que has estado luchando, realmente has estado echando raíces?” ”No renunciaría al bambú. Nunca renunciaría a ti. “No te compares con otros” me dijo.

“El bambú tenía un propósito diferente al del helecho, sin embargo, ambos eran necesarios y hacían del bosque un lugar hermoso”.

“Tu tiempo vendrá” Dios me dijo. “¡Crecerás muy alto!”

“¿Qué tan alto debo crecer?” pregunté.

“¿Qué tan alto crecerá el bambú?” me preguntó en respuesta .

“¿Tan alto como pueda?” Indagué.

Nunca te decepciones de un día en tu vida. Los buenos días te dan felicidad. Los malos días te dan experiencia.

Ambos son esenciales para la vida. Continúa…

La felicidad te mantiene dulce, los intentos te mantienen fuerte, las penas te mantienen humano, las caídas te mantienen humilde, el éxito te mantiene brillante, pero sólo Dios te mantiene caminando…













Compartir en Facebook

NO HAY MEJOR MOMENTO DE UNIÓN FAMILIAR Y AMICAL QUE ESTOS DÍAS

Hermosas animaciones, para todos los gustos y ocasiones cada día nuevas divertidas creativas y originales Animaciones no deje de visitar Nuestra Web....











.... DE TODO CORAZÓN ESPERO LO ESTÉN PASANDO MUY BIEN. FELIZ NAVIDAD!!!!....

   Para todos Nuestros visitantes, un fuerte abrazo, siempre serán bienvenidos, les esperamos con contenido positivo, creativo, y con información que nos hace mejores.




Compartir en Facebook

Para Amarnos Más

Juntos la inmensidad 
un mundo nuestra casa chica 

el mundo no importa 

porque siempre habrá un buen día 

para amarnos más; 

juntos para inventar 

a no aburrirnos, desafiar la horas 

de un futuro incierto 




Para amarnos más 

nos juramos juntos que aunque la vida pase 
los ríos corran y los pájaros emigren 
siempre habrá un buen día para amarnos más, 
para amarnos más 
basta que te mire, basta que te roce 
bastan nuestros cuerpos húmedos y fríos 
para amarnos más, para amarnos más, 
para amarnos más. 

Juntos la eternidad 
dos soledades, un imán perfecto 
casi el egoismo solo para amarnos, 
para amarnos más . . . 
Para amarnos más 
nos juramos juntos que aunque la vida pase 
los ríos corran y los pájaros emigren 
siempre habrá un buen día para amarnos mas 
para amarnos más 
basta que te mire, basta que te roce 
bastan nuestros cuerpos húmedos y fríos 
para amarnos más, para amarnos más, 
para amarnos más.


Para Amarnos Más
Posted by N7w Multimedia on Sábado, 20 de diciembre de 2014


Dulces Sueños TKM

Es mi ilusión cada día
El estar cerca de ti
Poder cumplir tus deseos
Verte y hacerte feliz

Ver juntos amanecer
Disfrutar de cosas bellas
Sentir muy cerca tu piel
Ver la luna y las estrellas.




Compartir en Facebook

Amistad Sin Fronteras

Tu, YO, Ellas, Ellos
El lugar es AQUÍ, el tiempo es AHORA
Brillo de LUZ atando las estrellas
Sentimientos de alegría nos acercan
Nos informan que no existen más fronteras
Solo una poderosa e infinita energía,
de AMISTAD y de cercanía...




­ ­Te Amo ♥



Eso siento y más.
Te digo que te amo, pero ya los sabes,
quizás de tanto repetírtelo se disvirtuan las palabras,
pero no,
cada vez que te lo digo es porque mi amor por ti
ha aumentado.




I Love You

Te Amo (Ositos Románticos)­►Presione en HD Para ver en mejor calidad

Posted by N7w Multimedia on Jueves, 18 de diciembre de 2014


  

Navidad Con Amor (HD)

Hermosas animaciones, para todos los gustos y ocasiones cada día nuevas divertidas creativas y originales Animaciones no deje de visitar Nuestra Web....











La Navidad! La propia palabra llena nuestros corazones de alegría. No importa cuánto temamos las prisas, las listas de regalos navideños y las felicitaciones que nos queden por hacer. Cuando llegue el día de Navidad, nos viene el mismo calor que sentíamos cuando éramos niños, el mismo calor que envuelve nuestro corazón y nuestro hogar. Te deseo Feliz Navidad!!

Compartir en Facebook

Él Es Sordo, Su Gato Aprendió Que Maullar No Sirve Y Se Comunica Con Él Por Signos

Aunque no lo creas tanto, algunos animales sorprenden más de lo que creemos, por ejemplo los gatos son muy inteligentes y comportamientos como el que vemos a continuación no tienen por qué resultar raros.



 Los gatos pueden desarrollar habilidades alucinantes, e incluso pueden ser entrenados de igual manera que se adiestran a los perros (aunque con métodos distintos). La diferencia entre ambos, es que los gatos son animales independientes, son capaces de alimentarse por su cuenta si los dueños no lo hacen por lo que su carácter no es apropiado para el adiestramiento. Por ese motivo no vemos más gatos adiestrados.




No sabemos cómo habrá llegado a pedir la comida así, si le ha enseñado su amigo humano o por el contrario ha desarrollado esta habilidad. Sea como fuere nos parece fascinante.­ ­ ­ ­ ­
Compartir en Facebook

Los Zapatos Nuevos





¡Tú tienes la culpa de nuestra situación. 



Si tan solo tuvieras un trabajo mejor! ¡Eres un mediocre, un conformista! – ¡ La culpa la tienes tú, eres una inconsciente, no paras de gastar, contigo no hay sueldo que alcance! -¡ El tuyo no alcanza para nada! ¡Te pagan una miseria!…

El pequeño Andrés escuchaba todo lo que sus padres se gritaban el uno al otro. ¡Cómo le dolía eso! Siempre peleaban, pero esta vez, Andrecito se sentía culpable de esa pelea. Su mamá le había comprado unos zapatos nuevos el día anterior…"Papá le está reclamando a mamá porque gasta mucho dinero, ha de ser por mis zapatos".

Eran unos bonitos zapatos y los sentía tan cómodos… ¡pero para qué los quería si eran causa de pleito entre sus padres! Se los quitó y los puso dentro de la caja y después de calzarse sus viejos tenis, salió corriendo ansioso de acabar con aquella situación.

¡Papito, papito, toma, devuélvelos. Yo ya no los quiero!- exclamó extendiendo la caja con los zapatos hacia su padre. – ¿Qué es esto?- preguntó él – Mis zapatos nuevos. – ¿Pero por qué no los quieres? ¿no te gustaron? – Sí, si me gustaron – ¿Te lastiman? –

No me lastiman -¿Pero entonces por qué quieres devolver tus zapatos nuevos?…

Para que ustedes ya no se peleen, papá- Al padre le conmovieron las palabras de su hijo. A su pequeño no le importaba deshacerse de sus bonitos zapatos nuevos, con tal de no verlos pelear. Poniendo otra vez la caja de zapatos en sus pequeñas manos y le dijo: -Toma hijo, no devolveremos tus zapatos nuevos.

¡No papá, por favor… devuélvanlos para que les den el dinero!… ¡Yo no quiero que se peleen!- suplicó el niño mientras las lágrimas empezaban a brotar de sus ojos. – Hijo, no necesitamos ese dinero, debes quedarte con tus zapatos, hijo, son tuyos- dijo el padre.

Yo no entiendo. Ustedes se estaban peleando por la falta de dinero y ahora me dicen que no lo necesitan. Los padres no supieron que responder. La mamá se acercó a su esposo. -¿Qué le estamos haciendo a nuestro hijo? Ni todo el dinero del mundo vale la pena, a costa de una sola de sus lágrimas.

Perdónanos mi amor. No te preocupes, no volveremos a pelear. Ponte tus zapatos nuevos y tira ya esos tenis viejos. -No mamá, están buenos todavía. Mejor se los regalo a algún niño que no tenga zapatos, para que sus papás no se peleen si no tienen dinero para comprarle unos.



No hay nada que lastime más el corazón de un niño que ver a sus padres pelearse. Desgraciadamente, en momentos de enojo, muchos padres no reparan en que sus pequeños los escuchan. Pierden el control de sus emociones y parece que también la noción de la existencia de sus hijos.

El sentimiento de culpa es muy común en los niños. Piensan ser los causantes de las peleas de sus padres y eso hace aun más grande su aflicción. Papás y mamás: Antes de subir al ring, piensen en sus hijos. No usen palabras ofensivas. No olviden que los niños aprenden de sus padres las más importantes lecciones de la vida. ­

¿Sabes Qué Te Ocurriría Si Te Desmayaras En Las Calles de Paris y No Vistieras Un Traje?

En este experimento social, una persona vestida de forma normal cae enferma al suelo en París, las reacciones de la gente son de completa indiferencia . ¿Pero cambiará algo cuando la persona que se desmaya va vestida con un traje?









Vía

Roberto Gomez Bolaños, La Historia Detras Del Mito, Vea Como Surgió Cada Personaje, La Historia Completa

Tremendo Genio, que creó de lo cotidiano una obra, una parodia genial de las realidades de muchas familias que viven en barrios, quintas, etc. Con personajes jocosos, pero muchas veces identificados entre nosotros. Un video donde podrás conocer muchas situaciones que no sabías, entérate de cómo y porqué empezó cada personaje entre ellos Chapulín Colorado, El Chavo del Ocho, Chompiras etc.





Gracias a Roberto por esa magia, por la sencillez de su arte. Gracias por demostrar ternura a tanta gente. Tocó el corazón de millones y millones de chicos y grandes y en distintas generaciones.

Vía

Los Regalos de Dios (Reflexión)


"LAS PERLAS"
Jenny era una linda niña de cinco años de ojos relucientes. 
Un día mientras ella con su mamá visitaban la tienda, Jenny vio un collar de perlas de plástico que costaba 2.50 dólares.
¡Cuánto deseaba poseerlo!
Preguntó a su mamá si se lo compraría, y su mamá le dijo:

"Hagamos un trato, yo te compraré el collar y cuando lleguemos a casa haremos una lista de tareas que podrás realizar para pagar el collar, ¿está bien?"
Jenny estuvo de acuerdo, y su mamá le compró el collar de perlas.

Jenny trabajó con tesón todos los días para cumplir con sus tareas. En poco tiempo Jenny canceló su deuda. ¡Jenny amaba sus perlas!

Ella las llevaba puestas a todas partes: al kinder, a la cama, y cuando salía con su mamá.

Jenny tenía un padre que la quería muchísimo. 

Cuando Jenny iba a su cama, él se levantaba de su sillón favorito para leerle su cuento preferido. Una noche, cuando terminó el cuento, le dijo:
"Jenny, ¿tú me quieres?", "Oh, sí papá".
"Entonces, regálame tus perlas," le pidió él.
"¡Oh, papá! No mis perlas," dijo Jenny.
"Pero te doy a Rosita, mi muñeca favorita. ¿La recuerdas?, tú me la regalaste el año pasado para mi cumpleaños. Y te doy su ajuar también, ¿está bien, papá?", "Oh, no hijita, está bien, no importa", dándole un beso en la mejilla.
"Buenas noches, pequeña".

Una semana después, nuevamente su papá le preguntó al terminar el diario cuento: "Jenny, ¿tú me quieres?", "Oh, sí papá, ¡tú sabes que te quiero!", le dijo ella.

"Entonces regálame tus perlas". "¡Oh, papá! No mis perlas; pero te doy a Lazos, mi caballo de juguete. Es mi favorito, su pelo es tan suave y tú puedes jugar con él y hacerle trencitas". "Oh, no hijita, está bien," le dijo su papá besándola en la mejilla, "Felices sueños."



Algunos días después, cuando el papá de Jenny entró a su dormitorio para leerle un cuento, Jenny estaba sentada en su cama y le temblaban los labios, "toma papá" dijo, y estiró su mano. La abrió y en su interior estaba su tan querido collar, el cual entregó a su padre. Con una mano él tomó las perlas de plástico y con la otra extrajo de su bolsillo una cajita de terciopelo azul. Dentro de la cajita había unas hermosas perlas genuinas.

Él las había tenido todo este tiempo, esperando a que Jenny renunciara a la baratija para poder darle la pieza de valor.

Y así es también con nuestro Padre Celestial. Él está esperando que renunciemos a las cosas sin valor en nuestras vidas para darnos preciosos tesoros. ¿No es bueno el Señor?

Esto me hace pensar en las cosas a las cuales me aferro y me pregunto:
¿Qué es lo que Dios me quiere dar en su lugar?

Noche Lluviosa



Estás conduciendo tu coche de dos plazas en una noche de tormenta terrible. Pasas por una parada de autobús donde se encuentran tres personas esperando:

1. Una anciana que parece a punto de morir.

2. Un viejo amigo que te salvó la vida una vez.

3. El hombre ideal, o la mujer de tus sueños.

A cuál llevarías en el coche, habida cuenta que sólo tienes sitio para un pasajero?
Piensa muy bien tu respuesta antes de seguir leyendo. . .
Éste es un dilema ético-moral que una vez se utilizó en una entrevista de trabajo.
Podrías llevar a la anciana, porque va a morir y por lo tanto deberías salvarla primero.
O podrías llevar al amigo, ya que él te salvó la vida una vez y estás en deuda con él.
Sin embargo, tal vez nunca vuelvas a encontrar al amante perfecto de tus sueños.
Uno de los aspirantes en esa entrevista fue contratado (de entre 200 aspirantes) por su magnifica respuesta.
Quieres saber cuál fue?


QUÉ DIJO?

Simplemente contestó:
“Le daría las llaves del coche a mi amigo, y le pediría que llevara a la anciana al hospital; mientras, yo me quedaría esperando el autobús con la mujer de mis sueños”.

Te gustó la historia?

Pues así es la vida, por ello debes de tener siempre muy presente aquella trillada frase de que:
“un problema planteado correctamente es un problema prácticamente resuelto”.

La moraleja es que prestemos más atención a lo que hacemos, decimos o leemos, espero que te haya agradado la lección, y mejor aún, que te sea de utilidad.

Habla Cuando Tus Palabras Sean Tan Suaves




Mi carácter impulsivo, cuando era niño me hacia reventar en cólera a la menor provocación, la mayoría de las veces después de uno de éstos incidentes, me sentía avergonzado y me esforzaba por consolar a quien había dañado.


Un día mi maestro, que me vio dando excusas después de una explosión de ira, me llevó al salón y me entregó una hoja de papel lisa y me dijo:

- ¡Estrújalo!

Asombrado obedecí e hice con él una bolita.

- Ahora -volvió a decirme- déjalo como estaba antes.

Por supuesto que no pude dejarlo como estaba, por más que traté el papel quedó lleno de pliegues y arrugas.

- El corazón de las personas -me dijo- es como ese papel... La impresión que en ellos dejas, será tan difícil de borrar como esas arrugas y esos pliegues.

Así aprendí a ser más comprensivo y paciente. Cuando siento ganas de estallar, recuerdo ese papel arrugado.

La impresión que dejamos en los demás es imposible de borrar...

Más cuando lastimamos con nuestras reacciones o con nuestras palabras... Luego queremos enmendar el error pero ya es tarde.

Alguien dijo alguna vez Habla cuando tus palabras sean tan suaves como el silencio. Por impulso, no nos controlamos, y sin pensar, arrojamos en la cara del otro palabras llenas de odio o rencor y luego cuando pensamos en ello nos arrepentimos. Pero no podemos dar marcha atrás, no podemos borrar lo que quedó grabado en el otro.

Muchas personas dicen: Aunque le duela se lo voy a decir... o La verdad siempre duele... o No le gustó porque le dije la verdad...

Si sabemos que algo va a doler, a lastimar, si por un instante imaginamos cómo podríamos sentirnos nosotros si alguien nos hablara o actuará así... ¿Lo haríamos?

Otras personas dicen ser frontales y de esa forma se justifican al lastimar: Se lo dije al fin... o ¿Para qué le voy a mentir...? o Yo siempre digo la verdad aunque duela...

Qué distinto sería todo si pensáramos antes de actuar, si frente a nosotros estuviéramos sólo nosotros y todo lo que sale de nosotros lo recibiéramos nosotros mismos. ¿No?

Entonces sí nos esforzaríamos por dar lo mejor y por analizar la calidad de lo que vamos a entregar.

¡Aprendamos a ser comprensivos y pacientes!

¡Pensemos antes de hablar y de actuar!

La Casa de los 1000 Espejos (Reflexión)


Se dice que hace tiempo, en un pequeño y lejano pueblo, había una casa abandonada. Cierto día, un perrito buscando refugio del sol, logró meterse a dicha casa.

El perrito subió lentamente las escaleras de madera. Al terminar de subirlas se topó con una puerta semiabierta; lentamente se adentro en el cuarto. Para su sorpresa, se dio cuenta que dentro de ese cuarto habían 1000 perritos más, observándolo tan fijamente como él los observaba a ellos.

El perrito comenzó a mover la cola y a levantar sus orejas poco a poco. Los 1000 perritos hicieron lo mismo.

Posteriormente sonrió y le les ladró alegremente. El perrito se quedó sorprendido al ver que los 1000 perritos también le sonreían y ladraban alegremente con él. Cuando el perrito salió del cuarto se quedó pensando para si mismo:

- “¡Qué lugar tan agradable… voy a venir más seguido a visitarlo!”

Tiempo después, otro perrito callejero entró al mismo sitio y se encontró en el mismo cuarto. Pero a diferencia del primero, este perrito al ver a los otros 1000 perritos del cuarto se sintió amenazado ya que lo estaban viendo de una manera agresiva.

Posteriormente empezó a gruñir, obviamente vio como los 1000 perritos le gruñían a él. Comenzó a ladrarles ferozmente y los otros 1000 perritos le ladraron también a él. Cuando este perrito salió del cuarto pensó:

- “¡Qué lugar tan horrible éste… nunca más volveré a entrar allí!”.

En el frente de dicha casa se encontraba un viejo letrero que decía:

“La casa de los 1000 espejos”

Todos los rostros del mundo son espejos. Decide cuál rostro llevarás por dentro y ese será el que mostrarán. El reflejo de tus gestos y acciones es lo que proyectas ante los demás, y es exáctamente lo que recibirás.

La Historia del Perro Fiel, Una Historia Real, Que Se Repite Muchas Veces


Una pareja de jóvenes tenía varios años de casados y nunca pudo tener hijos.


Para no sentirse tan solos compraron un cachorro Pastor Alemán, el cual criaron como si fuera su propio hijo.

El cachorro creció hasta convertirse en un grande y hermoso Pastor Alemán. El perro salvó en más de una ocasión a la pareja de ser atacada por los ladrones. Siempre era un perro fiel a sus dueños contra cualquier peligro.



Luego de 7 años de tener al perro, la pareja logró tener al hijo tan ansiado, la pareja estaba tan contenta con su nuevo hijo que disminuyeron las atenciones que tenían para con el perro. Éste se sintió relegado y comenzó a tener celos del bebé. Gruñía cuando sus dueños paseaban al bebé y no era el perro cariñoso y fiel que tuvieron durante 7 años.

Un día la pareja dejó al bebé plácidamente durmiendo en la cuna, mientras preparaban una carne en la terraza, cual no sería su sorpresa, cuando al dirigirse al cuarto del bebé, ven al perro con la boca ensangrentada moviendo la cola.
­
 ­

El dueño del perro pensó lo peor, sacó un arma y en el acto mató al perro. Corrieron al cuarto del bebé y con gran asombro lo encontraron tranquilamente durmiendo. En la parte debajo de la cuna del bebé encontraron una serpiente degollada.

El dueño lloró amargamente lamentándose: “He matado a mi perro fiel”.

Cuántas veces hemos juzgado injustamente a las personas. Lo que es peor, las juzgamos y las condenamos sin investigar a qué se debe su comportamiento, cuáles son sus pensamientos y sentimientos.

Muchos amigos fieles hemos “matado” por no aclarar una situación, muchas veces las cosas no son tan malas como parecen, sino todo lo contrario. La próxima vez que nos sintamos tentados a juzgar y condenar a alguien recordaremos La Historia del Perro Fiel.

La Verdadera Felicidad Consiste En Amar Lo Que Tenemos



Un banquero de inversión americano estaba en el muelle de un pueblito caribeño cuando llegó un bote con un solo pescador.

Dentro del bote había varios atunes amarillos de buen tamaño. El americano elogió al pescador por la calidad del pescado y le preguntó ¿cuánto tiempo le había tomado pescarlos?

El pescador respondió que sólo un de poco tiempo.

El americano luego le preguntó ¿porqué no permanecía más tiempo y sacaba más pescado?

El pescador dijo que él tenía lo suficiente para satisfacer las necesidades inmediatas de su familia.

El americano luego preguntó ¿pero qué hace usted con el resto de su tiempo?

El pescador dijo, "duermo hasta tarde, pesco un poco, juego con mis hijos, hago siesta con mi señora María, caigo todas las noches al pueblo donde tomo vino y toco guitarra con mis amigos. Tengo una vida "placentera y ocupada".

El americano replicó, "Soy un MBA de Harvard y podría ayudarte. Deberías gastar más tiempo en la pesca y con los ingresos comprar un bote más grande, con los ingresos del bote más grande podrías comprar varios botes y eventualmente tendrías una flota de botes pesqueros.

En vez de vender el pescado a un intermediario lo podrías, hacer directamente a un procesador y eventualmente abrir tu propia procesadora.

Deberías controlar la producción, el procesamiento y la distribución.

Deberías salir de este pequeño pueblo e irte a La Capital, donde manejarías tu empresa en expansión".

El pescador preguntó, ¿Pero, cuánto tiempo tarda todo eso?

A lo cual respondió el americano, "entre 15 y 20 años".

"¿Y luego qué?"

El americano se rió y dijo que esa era la mejor parte.

"Cuando llegue la hora deberías anunciar un IPO (Oferta inicial de acciones) y vender las acciones de tu empresa al público. Te volverás rico, tendrás millones.

"Millones ... y ¿luego qué?"

Dijo el americano: "Luego te puedes retirar. Te mueves a un pueblito en la costa donde puedes dormir hasta tarde, pescar un poco, jugar con tus hijos, hacer siesta con tu mujer, caer todas las noches al pueblo donde tomas vino y tocas guitarra con tus amigos".

El pescador respondió: "¿Acaso eso no es lo que tengo ya?"

Arreglar El Mundo



Un científico, que vivía preocupado con los problemas del mundo, estaba resuelto a encontrar los medios para aminorarlos.
Pasaba días en su laboratorio en busca de respuestas para sus dudas.

Cierto día, su hijo de 7 años invadió su santuario decidido a ayudarlo a trabajar.

El científico, nervioso por la interrupción, le pidió al niño que fuese a jugar a otro lado. Viendo que era imposible sacarlo, el padre pensó en algo que pudiese darle con el objetivo de distraer su atención.

De repente se encontró con una revista, en donde había un mapa con el mundo, justo lo que precisaba. Con unas tijeras recortó el mapa en varios pedazos y junto con un rollo de cinta se lo entregó a su hijo diciendo: como te gustan los rompecabezas, te voy a dar el mundo todo roto para que lo repares sin ayuda de nadie.

Entonces calculó que al pequeño le llevaría 10 días componer el mapa; pero no fue así. Pasadas algunas horas, escuchó la voz del niño que lo llamaba calmadamente.

- Papá, papá, ya hice todo, conseguí terminarlo.

Al principio el padre no creyó en el niño. Pensó que sería imposible que, a su edad hubiera conseguido recomponer un mapa que jamás había visto antes.

Desconfiado, el científico levantó la vista de sus anotaciones con la certeza de que vería el trabajo digno de un niño.

Para su sorpresa, el mapa estaba completo. Todos los pedazos habían sido colocados en sus debidos lugares.

¿Cómo era posible?, ¿Cómo el niño había sido capaz? De esta manera, el padre preguntó con asombro a su hijo:

- Hijito, tú no sabías como era el mundo, ¿como lo lograste?

- Papá, respondió el niño; yo no sabía como era el mundo, pero cuando sacaste el mapa de la revista para recortarlo, vi que del otro lado estaba la figura de un hombre.

Así que di vuelta los recortes y comencé a recomponer al hombre, que si sabía como era.

"Cuando conseguí arreglar al hombre, di vuelta a la hoja y vi que había arreglado al mundo"....



Procuremos el arreglo del mundo, empezando, pues, por nosotros mismos, en nuestros hogares, y con nuestros hijos. Solamente arreglando al hombre, podemos arreglar al mundo.

No Importa Lo Que Pase En Tu Vida


Tu Amor


Si & No


Pagado Con Un Vaso De Leche



Un día, un muchacho pobre que vendía mercancías de puerta en puerta para pagar sus estudios universitarios, encontró que sólo le quedaba una simple moneda de diez centavos, y tenía hambre.

Decidió que pediría comida en la próxima casa. Sin embargo, sus nervios lo traicionaron cuando una encantadora mujer joven le abrió la puerta. En lugar de comida pidió un vaso de agua.

Ella pensó que el joven parecía hambriento, así que le trajo un gran vaso de leche.

El lo bebió despacio, y entonces le preguntó:

-¿Cuánto le debo?-

-No me debes nada- contestó ella. -Mi madre siempre nos ha enseñado a nunca aceptar pago por una caridad-.

El le dijo… - ¡Entonces, te lo agradezco de todo corazón…!-



Cuando Howard Kelly se fue de la casa, no sólo se sintió más fuerte, si no que también su fe en Dios y en los hombres era más fuerte. El había estado listo a rendirse y dejar todo.

Años después esa mujer enfermó gravemente. Los doctores locales estaban confundidos. Finalmente le enviaron a la gran ciudad. Llamaron al Dr. Howard Kelly para consultarle. Cuando éste oyó el nombre del pueblo de donde venía la paciente, una extraña luz llenó sus ojos.

Inmediatamente el Dr. Kelly subió del vestíbulo del hospital a su cuarto. Vestido con su bata de doctor entró a verla. La reconoció enseguida. Regresó al cuarto de observación determinado a hacer lo mejor posible para salvar su vida. Desde ese día el prestó, la mejor atención a este caso. ¡Después de una larga lucha, ella ganó la batalla..! ¡Estaba totalmente recuperada..!

Como ya la paciente estaba sana y salva, el Dr. Kelly pidió a la oficina de administración del hospital que le enviaran la factura total de los gastos para aprobarla. El la revisó y firmó. Además escribió algo en el borde de la factura y la envió al cuarto de la paciente.

La cuenta llegó al cuarto de la paciente, pero ella temía abrirla, porque sabía que le tomaría el resto de su vida para poder pagar todos los gastos. Finalmente la abrió, y algo llamó su atención: En el borde de la factura leyó estas palabras…

“Pagado por completo hace muchos años con un vaso de leche”

Aquí una dramatización.


  

Compartir en Facebook