El Tren de la Vida




Un amigo me habló de un libro que comparaba la vida con un viaje en tren.
Un viaje muy interesante al ser bien interpretado.
Exactamente así, la vida no pasa de ser eso, un viaje en tren lleno de embarques y desembarques, algunos accidentes, sorpresas agradables en algunos momentos y en otras grandes tristezas.
Al nacer entramos a ese tren y nos entregamos en las manos de algunas personas que pensamos, estarán siempre en ese viaje con nosotros: nuestros padres, desgraciadamente eso no es verdad; en alguna estación ellos bajan y nos privan de su cariño, amistad y compañía irremplazables... además que personas interesantes y que pueden llegar a ser muy especiales para nosotros, abordaran el tren en algún momento.
También llegaran nuestros hermanos, amigos y maravillosos amores. Muchas personas toman ese tren, solo para pasear, otras encuentran en el viaje solamente tristezas, y otros circularan por él, listos para ayudar a quien los necesite.
Muchos al bajar dejan recuerdos eternos, algunos otros pasan por allí de tal manera que cuando desocupan sus asientos, nadie percibe sus ausencias.
Es muy común que muchos pasajeros, que nos son muy queridos se ubiquen en vagones diferentes al nuestro, por lo tanto nos vemos obligados a hacer el trayecto separados de ellos, eso no nos impide que durante el viaje atravesemos muchas veces con grandes dificultades nuestro vagón para llegar hasta el que es ocupado por nuestros seres especiales, solo que difícilmente nos podremos sentar a su lado, muchas veces puede haber alguien ocupando ese lugar.
Nada importa, el viaje es así, lleno de atropellos, sueños, fantasías, esperas, despedidas.
Eso sí, jamás tiene retorno, siempre va hacia delante.
Hagamos el viaje de la mejor manera posible, tratando de relacionarnos bien con todos los pasajeros, sin hipocresías, buscando en cada uno de ellos lo mejor que tengan para ofrecer.
Recordando, siempre, que en cualquier momento del camino ellos podrán flaquear, es necesario entender esto pues, probablemente, nosotros a lo largo del camino, flaquearemos muchas veces, y seguramente habrá alguien que nos entienda como nosotros hemos entendido a nuestro prójimo.
El gran misterio, al final, es que jamás sabremos en cual parada nos bajaremos, y mucho menos nuestros compañeros y ni siquiera el que esta sentado más próximo a nosotros, justo en el asiento de al lado.
Me quedo pensando si al bajarme de ese tren sentiré nostalgia... creo que si la sentiré, al separarme de los amigos hechos durante el trayecto, será al menos doloroso.
El dejar a mis hijos continuar solos el viaje, será extremadamente triste, pero me agarraré a la esperanza de llegar, en algún momento a la estación principal, y tendré la gran emoción de verlos llegar con un equipaje que no tenían en el momento de embarcar, y lo que más feliz me dejará será pensar, que yo colabore en el crecimiento de ese equipaje y en hacerlo más valioso.

Anónimo


Todos juntos en este incierto viaje, hacia un destino común: la última estación.
Una estación desconocida para todos... una incógnita... En este hermoso viaje para algunos y desagradable para otros nuestras vivencias aumentan día a día... Nos hacen más sensibles o nos endurecen día a día. Estación tras estación se suceden diariamente, y pasamos del amor al desamor, de la esperanza a la desesperanza, del apego al abandono, de alegría a la tristeza... O tal vez nuestras estaciones se suceden en orden diferente... pero una tras otra forman parte de nuestras vidas.
Cada estación tiene un mensaje, una enseñanza. Nos encontramos con rostros conocidos en este tren o con otros que nunca vimos antes pero que aparecen por algo en nuestras vidas.
Al iniciar el viaje nuestra valija no nos pesa tanto, pero minuto a minuto se llena de recuerdos, de pasiones, de momentos...
Tratemos de no ser rígidos en el recorrido, tratemos de desviarnos cuando nuestro espíritu así lo quiere, tratemos de descansar cuando el cansancio ya no nos permite disfrutar ni gozar...
La meta final nos espera a todos por igual, está en nosotros disfrutar de este viaje y llevarnos en la valija lo más lindo, lo más profundo, y todo aquello que hace que un simple paseo se convierta en un viaje inolvidable.
El viaje puede ser importante pero el contenido de nuestra valija es el que nos permitirá seguir de pie ante las adversidades, ante los contratiempos.
Por eso no dudemos en guardar en ella los mejores recuerdos, las más hermosas pasiones, los más grandes amores y por sobre todo: los instantes en que fuimos muy pero muy felices... Sólo abriendo esa valija a medida que se acerque la última estación podremos afirmar que valía la pena este viaje

Aunque no seas artista


Aunque no escribas libros, eres el escritor de tu vida.

Aunque no seas Miguel Angel, puedes hacer de tu vida una obra maestra.
Aunque no entiendas de cine, ni de cámaras, tu existencia puede transformarse en un film primoroso con Dios de productor.
Aunque cantes desafinado, tu existencia puede ser una linda canción, que cualquier afamado compositor envidiaría.
Aunque no entiendas de música, tu vida puede ser una magnífica sinfonía que los clásicos respetarían.
Aunque no hayas estudiado en una escuela de comunicaciones tu vida puede transformarse en un reportaje modelo.
Aunque no tengas gran cultura puedes cultivar la sabiduría de la caridad.
Aunque tu trabajo sea humilde, puedes convertir tu día en oración.
Aunque tengas cuarenta, cincuenta, sesenta o setenta años, puedes ser joven de espíritu.
Aunque las arrugas ya marquen tu rostro, vale más tu belleza interior.
Aunque tus pies sangren en los tropiezos y piedras del camino, tu rostro puede sonreír.
Aunque tus manos conserven las cicatrices de los problemas y de las incomprensiones, tus labios pueden agradecer.
Aunque las lágrimas amargas recorran tu rostro, tienes un corazón para amar.
Aunque no lo comprendas, en el cielo tienes reservado un lugar.


Todo, todo... depende de tu confianza en Dios y de tu empeño en ser digno hijo suyo.

Amar la Vida



Un profesor fue invitado a dar una conferencia en una base militar, y en el aeropuerto lo recibió un soldado llamado Ralph.

Mientras se encaminaban a recoger el equipaje, Ralph se separó del visitante en tres ocasiones: primero para ayudar a una anciana con su maleta; luego para cargar a dos pequeños a fin de que pudieran ver a Santa Claus, y después para orientar a una persona. Cada vez regresaba con una sonrisa en el rostro.

"¿Dónde aprendió a comportarse así?", le preguntó el profesor. "En la guerra", - contestó Ralph. entonces le contó su experiencia en Vietnam. Allá su misión había sido limpiar campos minados. Durante ese tiempo había visto cómo varios amigos suyos, uno tras otro, encontraban una muerte prematura. 

"Me acostumbré a vivir paso a paso" - explicó. "Nunca sabía si el siguiente iba a ser el último; por eso tenía que sacar el mayor provecho posible del momento que transcurría entre alzar un pie y volver a apoyarlo en el suelo. Me parecía que cada paso era toda una vida".

Autor desconocido

"Nadie puede saber lo que sucederá mañana. Qué triste sería el mundo si lo supiéramos. Toda la emoción de vivir se perdería, nuestra vida sería como una película que ya vimos. Ninguna sorpresa, ninguna emoción. Siento que lo que se requiere es ver la vida como lo que es: una gran aventura."



Mientras estés viva siéntete viva



Siempre ten presente que la piel se arruga



el pelo se vuelve blanco,



los días se convierten en años.....


Pero lo importante no cambia,

tu fuerza y tu convicción no tienen edad.

Tu espíritu es el plumero de cualquier telaraña.

Detrás de cada día de llegada, hay una partida.

Detrás de cada logro, hay otro desafío

Mientras estés viva, siéntete viva.

Si extrañas lo que hacías, vuelve hacerlo.

No vivas de fotos amarillas.....



Sigue aunque todos esperen que abandones.

No dejes que se oxide el hierro que hay en tí.

Haz que en vez de lástima, te tengan respeto.

Cuando por los años no puedas correr, trota.

Cuando no puedas trotar, camina.

Cuando no puedas caminar, usa el bastón...

! Pero nunca te detengas !

Las cuatro velas


Cuatro Velas se estaban consumiendo lentamente

El ambiente estaba tan silencioso que se podía oír el diálogo entre ellas.

La primera dijo:

-¡Yo Soy la Paz! A pesar de mi Luz, las personas no consiguen mantenerme encendida.
Y disminuyendo su llama, se apagó totalmente.


La segunda dijo:

-¡Yo me llamo Fe! Infelizmente soy superflua para las personas, porque ellas no quieren saber de Dios, por eso no tiene sentido continuar quemándome.
Al terminar sus palabras, un viento se abatió sobre ella, y esta se apagó.


En voz baja y triste la tercera vela se manifestó:

¡Yo Soy el Amor! No tengo mas fuerzas que quemar. Las personas me dejan de lado porque solo consiguen manifestarme para ellas mismas; se olvidan hasta de aquéllos que están a su alrededor.
Y también se apagó.


De repente entró una niña y vio las tres velas apagadas. 
-¿Qué es esto? Ustedes deben estar encendidas y consumirse hasta el final.

Entonces la cuarta vela, habló:
-No tengas miedo, niña, en cuanto yo esté encendida, podemos encender las otras velas.


Entonces la niña tomó la vela de la Esperanza y encendió nuevamente las que estaban apagadas.




¡Que la vela de la Esperanza nunca se apague dentro de nosotros!

Tu Novio Primeramente Debe Ser Muy Amigo Tuyo


Tú Tienes Un Novio Que Cuando Te Llama, Lo Hace Generalmente Por Cumplir Un Horario.

Tu Amigo Te Llama Sin Horario Sólo Porque Le Nace Hacerlo.

Tu Novio Va A Visitarte Porque Es Día De Cita.

Tu Amigo Te Busca Cualquier Día Porque Para Él No Hay Citas.

Tu Novio Te Acaricia Y Te Besa Porque Se Cree Con Derecho A Hacerlo.

Tu Amigo Lo Hace Con Más Ternura Y Sin Derechos Sólo Porque Le Nace.



Tu Novio Va Contigo Por La Calle Como Quien Lleva Una Bandera.

Pero Tu Amigo Es El Único Abanderado De Tu Corazón.

Piensa Que Tu Novio Te Quiere Por Ser Tu Novio,

Pero Te Quiere Más Tu Amigo Siendo Sólo Tu Amigo.

Tu Novio Nunca Te Dirá La Verdad Por Ser Tu Novio,

Mientras Que Tu Amigo Nunca Te Mentirá Por Ser Tan Sólo Tu Amigo.



Dicen Que Son Amores Muy Diferentes.

Tienen Razón; El Amor De Tu Novio Es Por Cumplir Compromisos, Pero El De Tu Amigo Es Más Sincero Porque No Hay Compromisos Que Cumplir.

Cuando Peleas Con Tu Novio, Todo Termina Entre Los Dos;

Con Tu Amigo No Te Peleas Porque No Hay Nada Que Terminar.

Pero Tristemente Te Engañas A Ti Misma Insistiendo Tener Un Novio Y No Un Amigo,Por Cumplir Un Compromiso Con La Sociedad, Una Apariencia Distinta Ante Tus Compañeros, O Una Disculpa En Tu Casa, En Tu Familia. ¿Cómo Poder Estar O Salir Con Él? Dirán: “Como Son Novios Hay Que Dejarlos”.

¿Piensas Que Sólo Puedes Llegar Al Altar Vestida De Blanco Con Tu Novio-Esposo?

Pero Será Más Bello Llegar Al Altar Con Tu Amigo-Esposo.

Después De La Boda Conocerás La Otra Mitad De La Vida De Tu Novio Que Te Ocultó.

Si Te Casas Con Tu Amigo, Nada Quedará Oculto Entre Los Dos.

Después De Uno O Dos Años O Sólo Unos Meses Y Cuando Al Matrimonio Llegue La Incomprensión El Desamor Y Se Terminen La Armonía Y El Cariño, Quedarás Sola, Entonces Añorarás A Quien De Veras Sólo Amabas Y Ahora Quisieras Tener A Tu Lado:

No es bueno generalizar sin embargo lamentablemente la gran mayoría de parejas se saltan ciertos procesos para consolidarse en pareja, lo ideal es que antes de ser novios lograr ser buenos amigos, y continuar siendo amigos novios, amigos esposos.


Tu Amigo Del Alma,

Que Solo Te Olvidará

Con La Muerte.



El Elefante


Cuando Era Niño Me Gustaba Mucho Ir Al Circo. Me Quedaba

Maravillado Con Los Espectáculos Que Tenían Pero El Que 
Más Me Llamaba La Atención Era El De Los Elefantes.
Era Impresionante Ver Aquel Show De Bestias Haciendo 
Despliegue De Peso, Tamaño Y Fuerza Descomunal. Sin 
Embargo Había Algo Que Me Llamaba La Atención Respecto A 
Estos Animales.



A Pesar De Que Durante Su Actuación Estos Gigantescos 
Mamíferos Mostraban Destreza Y Habilidades Únicas, 
Después De Su Show Se Mostraban Indefensos E Incluso Me 
Parecían Asustados. No Hacían Nada Por Tratar De Escapar Y 
Eso Que Sólo Los Sujetaba Una Cadena En Una De Sus Patas 
Que Estaba Sujeta A Una Pequeña Estaca Clavada Apenas A 
Unas Pulgadas Debajo De La Tierra. Y Aunque La Cadena Era 
Gruesa, Me Parecía Obvio Que Ese Animal Capaz De Arrancar 
Un Árbol Con Su Propia Fuerza, Podría, De Una Forma Muy 
Sencilla, Arrancar La Estaca Y Huir.
My Pregunta Era: ¿Por Qué No Huye Si Aquello Que Lo Sujeta 
No Es Nada Comparado Con Su Fuerza?
Tratando De Encontrar Una Respuesta Le Pregunté A Varias 
Personas El Porqué El Elefante No Escapaba. Y Casi Todas Las 
Respuestas Fueron Las Mismas "No Escapa Porque Está 
Amaestrado". Hice Entonces La Pregunta Obvia: Si Está 
Amaestrado, Entonces ¿Por Qué Lo Encadenan?... No Recuerdo 
Haber Recibido Ninguna Respuesta Coherente De Ninguna De 
Estas Personas.
Y Así Pasaron Los Años Hasta Que Un Día Hubo Alguien Lo 
Suficientemente Sabio Que Respondiera A Mi Pregunta:
"El Elefante Del Circo No Escapa Por Que Ha Estado Atado A 
Una Estaca Parecida Desde Que Era Muy Pequeño". 
Cerré Los Ojos Y Pude Imaginarme A Un Pequeño Elefante 
Recién Nacido Sujeto A La Estaca. Estoy Seguro De Que El Aquel 
Momento El Elefantito Empujó, Y Tiró De Aquella Cadena 
Tratando De Soltarse. Y A Pesar De Todo Su Esfuerzo No Pudo. 
La Estaca Era Ciertamente Muy Fuerte Para Él. Juraría Que Lo 
Intento Una, Dos, Tres, Cuatro, Cinco Y Muchas Veces Mas, 
Hasta Que Un Buen Día El Animal Aceptó Su Impotencia Y Por 
Consiguiente Se Resignó A Su Destino.
Entonces Llegué A La Conclusión De Que El Enorme Y Fuerte 
Elefante No Hace El Menor Intento De Escapar Porque CREE 
QUE NO PUEDE Y QUE NO ES POSIBLE.
Estoy Seguro De Que Este Animal Todavía Tiene El Recuerdo 
De Aquella Impotencia Que Sintió Poco Después De Nacer. Y 
Por Tal Motivo Nunca Jamás Ha Vuelto A Intentar Poner A 
Prueba Su Fuerza Otra Vez.
Cada Uno De Nosotros Somos Un Poco Como Ese Elefante: 
Vamos Por El Mundo Atados A Cientos De Estacas Que Nos 
Restan Libertad. Vivimos Creyendo Que Un Montón De Cosas 
"No Podemos Hacer" Simplemente Porque Alguna Vez 
Probamos Y No Pudimos. Grabamos En Nuestro Recuerdo
"No Puedo... No Puedo Y Nunca Podré'', Perdiendo Una De 
Las Mayores Bendiciones Con Que Puede Contar Un Ser Humano: La Fe.


La Cinta Rosada


Un hombre atractivo, de mediana edad, entró en un café y se sentó. Antes de ordenar, no pudo evitar darse cuenta que un grupo de hombres más jóvenes, que bebían en una mesa cercana a la suya, se reían de él...



No fue hasta recordar que llevaba una pequeña cinta rosada en la solapa de su chaqueta que se percató de lo que se trataba el asunto...


El hombre no le dio mayor importancia, pero la insistencia de las risas vecinas comenzó a molestarle. Miró a uno de los hombres directamente a los ojos, se llevó el dedo a la solapa y apuntó a la cinta:

-¿Esto? -

Con ese gesto todos los hombres en esa mesa se rieron abiertamente...

El hombre al cual dirigió la mirada le dijo:
— Disculpa, amigo, pero estábamos comentando lo lindo que te ves con esa cinta rosada en tu chaqueta. —

Con toda calma, el hombre hizo un gesto de invitación al bromista para que se acercara y se sentara en su mesa. Aunque se sentía bastante incómodo, el hombre más joven se acercó y se sentó. 



El hombre mayor, con voz muy calmada le dijo: —Llevo esta cinta para llamar la atención y tomar en cuenta el Cáncer Mamario. —
— La llevo en honor a mi madre —. 

— Lo siento, amigo. ¿Murió ella de cáncer mamario? —

— No. Ella está sana y bien.
Sus pechos me alimentaron cuando era un bebé y fueron albergue cuando tuve miedo o me sentí solo en mi niñez. Estoy muy agradecido por los pechos de mi madre y por su salud. —

— Entiendo — respondió el otro...
—Ya veo. Y supongo que también lleva la cinta para honrar a su hija. —
— No. Es muy tarde para eso. Mi hija murió de cáncer mamario hace un mes.
Ella pensó que era demasiado joven para tener cáncer, por lo que cuando accidentalmente notó una pequeña protuberancia, la ignoró. —
— Ella pensó que como no le causaba molestia o dolor, no había de qué preocuparse. —


Conmovido y avergonzado, el extraño dijo: — Lo siento, señor. —

— Pero también en memoria de mi hija es que llevo esta pequeña cinta con orgullo. Eso me da la oportunidad para hablar con otros. Cuando vuelvas a casa habla con tu esposa, tus hijas, tu madre, tus hermanas, y aun tus amigas sobre esto. —

— Aquí tienes...— agregó el hombre mientras buscaba en su bolsillo y le entregaba una pequeña cinta rosada. 

Éste la tomó, la miró, lentamente levantó la cabeza y le dijo: 
¿Podría ayudarme a ponerla?

Amor Verdadero


Un famoso maestro se encontró frente a un grupo de jóvenes que estaban en contra del matrimonio. Los muchachos argumentaban que el romanticismo constituye el verdadero sustento de las parejas y que es preferible acabar con la relación cuando este se apaga, en lugar de entrar a la hueca monotonía del matrimonio. 

El maestro les dijo que respetaba su opinión, pero les relató lo siguiente:

"Mis padres vivieron 55 años casados. Una mañana mi mamá bajaba las escaleras para prepararle a papá el desayuno y sufrió un infarto. Cayó. Mi padre la alcanzo, la levantó como pudo y casi a rastras la subió a la camioneta. A toda velocidad, rebasando, sin respetar los altos, condujo hasta el hospital. Cuando llegó, por desgracia, ya había fallecido. Durante el sepelio, mi padre no habló, su mirada estaba perdida. Casi no lloró. Esa noche sus hijos nos reunimos con él. En un ambiente de dolor y nostalgia recordamos hermosas anécdotas. Él pidió a mi hermano teólogo que le dijera donde estaría mamá en ese momento. Mi hermano comenzó a hablar de la vida después de la muerte, conjeturó como y donde estaría ella. Mi padre escuchaba con gran atención. De pronto pidió: "llévenme al cementerio". "Papá" -respondimos-, "son las 11 de la noche, ¡no podemos ir al cementerio ahora!" Alzó la voz y con una mirada vidriosa dijo: "No discutan conmigo por favor, no discutan con el hombre que acaba de perder a la que fue su esposa por 55 años". Se produjo un momento de respetuoso silencio. No discutimos más. Fuimos al cementerio, pedimos permiso al velador, con una linterna llegamos a la lápida. Mi padre la acarició, lloró y nos dijo a sus hijos que veíamos la escena conmovidos: "Fueron 55 buenos años,¿saben? Nadie puede hablar del amor verdadero si no tiene idea de lo que es compartir la vida con una mujer así". Hizo una pausa y se limpio la cara. "Ella y yo estuvimos juntos en aquella crisis, el cambio de empleo", continuó, "hicimos el equipaje cuando vendimos la casa y nos mudamos de ciudad, compartimos la alegría de ver a nuestros hijos terminar sus carreras, lloramos uno al lado del otro a partida de seres queridos, rezamos juntos en la sala de espera de algunos hospitales, nos apoyamos en el dolor, nos abrazamos en cada Navidad, y perdonamos nuestros errores... Hijos, ahora se ha ido y estoy contento, ¿saben por qué?. Porque se fue antes que yo, no tuvo que vivir la agonía y el dolor de enterrarme, de quedarse sola después de mi partida. Seré yo quien pase por eso, y le doy gracias a Dios. La amo tanto que no me hubiera gustado que sufriera... ".Cuando mi padre termino de hablar, mis hermanos y yo teníamos el rostro empapado de lagrimas. Lo abrazamos y él nos consoló: "Todo esta bien hijos, podemos irnos a casa; ha sido un buen día". Esa noche entendí lo que es el verdadero amor. Dista mucho del romanticismo, no tiene que ver demasiado con el erotismo, mas bien se vincula al trabajo y al cuidado que se profesan dos personas realmente comprometidas." 

Cuando el maestro terminó de hablar, los jóvenes universitarios no pudieron debatirle, ese tipo de amor era algo que no conocían. 

Reflexión: 
Para saber el valor de un semestre: Pregúntale a un estudiante que reprobó el examen final.

Para saber el valor de un mes: Pregúntale a una madre que ha dado a luz prematuramente.

Para saber el valor de una semana: Pregúntale a un editor de la revista semanal. 

Para saber el valor de una hora: Pregúntale a los amantes que esperan para verse. 

Para saber el valor de un minuto: Pregúntale a la persona que perdió el tren, el autobús o el avión. 

Para saber el valor de un segundo: Pregúntale a quien haya sobrevivido de un accidente. 

Para saber el valor de una milésima de segundo: Pregúntale al atleta que gano una medalla de plata en las Olimpiadas. 

El tiempo no espera a nadie. Atesora cada momento que tienes. Lo atesorarás mucho mas si lo compartes con alguien especial.

Eres más grande de lo que puedo imaginar



SI LO ERES, POR QUE PARA TI NO HAY NADA IMPOSIBLE
POR QUE TU ERES SOBRENATURAL
TU PODER NO TIENE LIMITES
POR QUE TU AMOR ES TAN INMENSO QUE NO LO PUEDO COMPRENDER
NO HAY NADA NI NADIE QUE SE COMPARE A TI
ERES TAN MARAVILLOSO Y MAJESTUOSO
ERES TAN BRILLANTE PUES LO HAS HECHO TODO PERFECTO
NO HAY NADIE QUE SE RESISTA A TI
ERES CAPAZ DE LLENAR CADA VACIO QUE HAY DENTRO DE MÍ
TU DAS ESA PAZ Y TRANQUILIDAD QUE EN EL MUNDO NO SE ENCUENTRA
TU BONDAD Y MISERICORDIA ES INMENSA AUNQUE NO LO MEREZCA
ME DAS TU PERDON A PESAR DE QUE TE FALLE UNA Y OTRA VEZ
A PESAR DE SERTE INFIEL TU PERMANECES FIEL
Y SI ME ALEJO DE TU LADO TU ERES PACIENTE Y ESPERAS A QUE VUELVA Y ME REFUGIE EN TUS BRAZOS

POR ESO Y POR MUCHO MAS ERES MAS GRANDE DE LO QUE PUEDO IMAGINAR


El Hombre sin Rostro


Hace unos años a un trabaja­dor se le presentó una oportuni­dad de mejor empleo y por ello emigró con su familia desde New York hasta Australia.

En la familia de este hombre, había un joven muy apuesto, su hijo, quien tenía aspiraciones de convertirse en un famoso trape­cista de algún circo o ser un gran actor.

Este joven, mientras espera­ba que llegara su oportunidad con algún circo o incluso como ayudante de cualquier escenario, trabajaba en los embarcaderos locales, que bordeaban los peo­res sectores de la ciudad.

Caminando a casa, una tarde, este joven fue atacado por cin­co delincuentes que querían ro­barle. En lugar de simplemente darles el dinero que traía, el jo­ven se resistió. Sin embargo, los cinco maleantes lo sometieron con facilidad y procedieron a golpearlo salvajemente. Con sus botas y manoplas de acero gol­pearon su rostro y todo su cuer­po, dejándolo al borde de la muerte.

Cuando la policía lo encon­tró tirado en el camino, asumie­ron que ya estaba muerto y llamaron a la camioneta de la morgue. En el trayecto hacia la morgue uno de los policías lo escuchó aspirar roncamente bus­cando aire y de inmediato lo trasladaron a la unidad de emer­gencia del hospital.

Cuando fue colocado en una de las camillas, una de las en­fermeras mencionó con horror que este joven ya no tenía ros­tro. Sus ojos habían sido golpea­dos terriblemente, su cráneo, sus piernas y sus brazos estaban fracturados, su nariz estaba, li­teralmente, colgando de su cara, todos sus dientes habían des­aparecido y los huesos de su mandíbula fueron separados de la estructura del cráneo.

Aunque salvó su vida, pasó un año en el hospital. Cuando fi­nalmente salió del hospital, su cuerpo, a pesar de que había curado, tenía un rostro que pro­ducía rechazo ante los que se le cruzaban. Ya no era aquel jo­ven apuesto que todos habían admirado.

Cuando el joven empezó a buscar trabajo fue rechazado repetidamente en todos lados, debido al aspecto repulsivo de su apariencia. Un posible empleador le sugirió que se uniera al circo bajo el nombre de "El Hombre sin Rostro". El tuvo que hacer esto por un tiempo. Aun así, seguía siendo rechaza­do y casi nadie quería acercarse o acompañarle. Tuvo pensa­mientos suicidas. La situación no cambió por cinco años.

Un día, este joven pasó fren­te a una iglesia y buscando algo de paz, entró. Después de escu­char sus lamentos un sacerdote se le acerca.

Éste sacerdote sintió mucha lástima por él y lo llevó hasta la rectoría donde hablaron por lar­go tiempo. El sacerdote se im­presionó tanto con este joven que le dijo que haría todo lo que es­tuviera a su alcance para ayudar a restaurarle el rostro, su digni­dad y su vida, siempre y cuando el joven prometiera convertirse en un católico ejemplar y que confiara que la piedad de Dios lo liberaría de ese tormento. El joven asistió, desde entonces, cada día a los servicios religio­sos donde le agradecía a Dios por salvarle la vida y le pedía, tan sólo, que le diera paz mental y la gracia para convertirse en el mejor hombre que él pudiera llegar a ser a los ojos de Dios. 

El sacerdote, a través de sus contactos personales, consiguió los servicios del mejor cirujano plástico en Australia. No habría costo alguno para el joven, de­bido a que el doctor era un gran amigo del sacerdote. El doctor también se impresionó tanto por el joven, quien miraba ahora a la vida con tanta alegría, espe­ranza y amor a pesar de la ho­rrible experiencia que había su­frido.

La cirugía fue todo un éxito. Se le hizo también el mejor tra­bajo de reconstrucción dental.

Este joven se convirtió en todo lo que le prometió a Dios que sería. También fue bende­cido abundantemente con una hermosa y maravillosa esposa y muchos hijos. Además alcanzó un éxito impresionante en una carrera en la que sin duda hubie­se sido el último en encontrar éxito si no hubiese sido por la Gracia de Dios y el amor de las personas que se preocupaban por él.

Esta experiencia él la hizo pública. Este joven es MEL GIBSON y su vida ha servido de inspiración para la película "El hombre sin rostro", que él mis­mo produjo. Es una persona de admirar por nosotros como un hombre temeroso de Dios y un ejemplo del verdadero valor de un hombre.

Esto nos enseña que Dios siempre está dispuesto a ayu­darnos en las pruebas y en las situaciones más difíciles. El siempre se encuentra allí para fortalecernos en cada lugar, en cada persona que encontramos en nuestro camino, por eso cada día hay que orar, ya que al final de cada sendero espinoso encontraremos nuestra recom­pensa más grande, que será el de reconocer la obra y el Rostro de Dios ...

Muy Interesante: Madre Resuelve Problemas de Sus Hijos de Una Manera Genial.


Había estado adelgazando peligrosamente y estaba deprimiéndose. Era irritable, gruñona y amargada.

Hasta que un día, de pronto, ella cambió. La situación estaba igual, pero ella era distinta.

"Viejita -dijo mi padre- llevo tres meses buscando trabajo y no he encontrado nada, voy a echarme unas chelas con los amigos."

-Ah, okey.-Contestaba mi madre. -Ya encontrarás.

"Mamá -dijo mi hermano- reprobe todas las materias en la facultad."

-Ah, okey. -Respondió mi madre. -Ya te recuperarás y si no pues repites el semestre. Pero te lo pagas tú.

"Mamá- dijo mi hermana- Choqué el carro."

-Ah, okey. -Suspiró mi madre. -llévalo al taller, busca como pagar y por lo pronto muévete en combi.

"Nuera -llegó diciendo su suegra, que siempre la fustigaba y encaraba-, vengo a pasar unos meses con ustedes."

-Ah, okey. -dijo mi madre. -Acomódese en el sillón y agarre unas cobijas del clóset.


Todos se reunieron preocupados al ver estas "no reacciones" de mi madre. Sospechaban que hubiera ido al médico para que le recetara unas pastillas de Alpinchimadrina de 1000 mgs.
Seguramente estaría ingiriendo una sobredosis.

Propusimos hacer una "intervención" a mi madre para alejarla de cualquier posible adicción que tuviera hacia algún medicamento anti-encabritamiento.

Pero cual fue nuestra sorpresa que, cuando nos reunimos en torno a ella, explicó:

-"Me tomó mucho tiempo darme cuenta de que cada quien es responsable de su vida. Me tomó años descubrir que mi angustia, mi mortificación, mi depresión, mi enojo, mi insomnio y mi estrés, no sólo NO resolvían sus problemas sino que AGRAVABAN los míos.

YO NO SOY RESPONSABLE DE LAS ACCIONES DE LOS DEMÁS, PERO SÍ SOY RESPONSABLE DE LAS REACCIONES QUE EXPRESE ANTE ESO.

Por lo tanto, llegué a la conclusión de que mi deber para conmigo misma es mantener la calma y dejar que cada quien resuelva lo que le corresponde. He tomado cursos de yoga, de meditación, de Milagros, de Desarrollo Humano, de Higiene Mental y de Programación Neurolingüística... y hay un común denominador: QUE YO SÓLO PUEDO TENER INJERENCIA SOBRE MÍ MISMA, USTEDES TIENEN TODOS LOS RECURSOS NECESARIOS PARA RESOLVER SU PROPIA VIDA.

Yo sólo podré darles mi consejo si acaso me lo pidieran y de ustedes depende seguirlo o no. Así que de hoy en adelante, yo dejo de ser el receptáculo de sus responsabilidades, el costal de sus culpas, la lavandera de sus remordimientos, la abogada de sus faltas, la depositaria sus deberes o su llanta de refacción para cumplir sus responsabilidades.

Los declaro a todos adultos independientes y autosuficientes."

Todos se quedaron mudos.
Ese día la familia comenzó a funcionar mejor...
Porque cuando mamá está bien, todos en la casa sabrán lo que les toca hacer...

Las Oportunidades De La Vida




Aprovecha las oportunidades 
que la vida te da,
porque una vez las dejamos ir 
y queremos remediarlo,
ya es demasiado tarde.

Muchas veces por no tomar riesgos dejamos pasar muchas cosas, entre ellas el amor, la familia, e incluso la iglesia; y todo porque ese día no nos apetece, porque tenemos pereza, o no tenemos tiempo…

Siempre existe una razón para dejar pasar las oportunidades que nos concede la vida:

Cuando conoces a una persona que te gusta, pero no lo dices, pensando y esperando que llegue un momento mejor para hablar con aquel ser… pero un día cualquiera te das cuenta que ya no está disponible, le has visto con otra persona y te enojas porque no eres tú quien pasea de su brazo, porque esa persona se ve feliz y tú no. Tuviste la oportunidad y la perdiste, no todas las cosas giran en nuestro torno, todo tiene su tiempo.

Cuando te ofrecen un trabajo pero no te gusta, es muy poco para ti o está lejos de tu casa. No lo piensas y lo dejas pasar, pero te está costando encontrar un trabajo para ti y tus hijos, o simplemente para que puedas vivir por tu cuenta, independientemente. Recorres días completos y nada, no encuentras trabajo; vuelves a lo que ya habías visto, pero la plaza laboral que antes te ofrecieron ya ha sido ocupada. ¿Por qué no lo tomaste? Desde ese trabajo podías haber ampliado tus horizontes y quizás con algo en las manos tendrías una mejor oportunidad para encontrar otras cosas, pero no, has dejado escapar la oportunidad.

Cuando no te sientes bien con algún familiar y te duele mucho que no te reconozcan en nada: Sientes poco cariño y aprecio por parte de la familia, y en tu orgullo dañado no eres capaz de ir y mostrar amor a quien te está tratando mal. No tienes fuerzas para pagar con bien el mal, ¿pero cómo vamos hacer eso? Sería denigrante. Y cuando por fin decides ir a ver tu familia, ya no puedes, ha pasado tanto tiempo que en vez de acercarse a ti se han alejado mucho más porque nunca estabas presente en los eventos importantes de la familia (fallecimientos, cumpleaños, aniversarios, fiestas, etc.) Ya es tarde, nadie está dispuesto a dejarse atropellar por ti, pues estás tan alto que difícilmente ves lo que está por debajo de ti. Has vuelto a dejar pasar la oportunidad de estar con tu familia y ser feliz con ellos.

Cuando tienes algo bueno ante tus ojos, y no la aprecias hasta que falta.Pasas y ves hermosas flores, el campo te muestra una gran variedad de cosas hermosas que son una bendición para los ojos, pero estás tan sumida en tus pensamientos, tan deprimida, tan amargada, que no te das cuenta de las maravillas que Dios te muestra. La próxima vez que vuelvas al campo las flores ya no estarán, los coloridos campos verdes se vuelve de un solo color, monótono y apagado porque llega el invierno; sólo verás soledad y tristezas en el paisaje y recordarás las veces que pasaste por allí sin pararte a respirar y disfrutar de tanta belleza que Dios había puesto ante tus ojos, has vuelto a dejar pasar la oportunidad.

Cuando tienes hijos, pero tiempo productivo con ellos. Te dedicas tanto tiempo a trabajar, a estar con las amistades, a salir de fiestas y disfrutar la vida, que cuando llegas a casa ya todos duermen, y casi no les ves. Cuando te das cuenta están tan grandes que ya no los puedes controlar. Te has perdido unos buenos años de crecimiento en los que el aprendizaje de los principios morales y de la buena conducta son muy importantes, pero se te escapó de las manos. Hoy tus hijos tienen vida propia y te critican todo el tiempo por no haber estado. Has vuelto a dejar escapar la oportunidad de ver a tus hijos moldeados a tu manera.

No dejemos escapar los momentos que Dios nos regala en la vida, toma tu tiempo para todo, piensa lo que harás en la vida, no dejes escapar las cosas de tus manos. Las oportunidades muchas veces se presentan una sola vez en la vida, y si no tienes la sabiduría de verlo lo habrás perdido todo.


Dios nos da muchas oportunidades, pero eso no quiere decir que todo lo que deseemos estará siempre disponible. Así es en la vida, se nos presentan oportunidades y las dejamos ir, y cuando queremos remediarlo ya es demasiado tarde.


En Este Preciso Instante





Alguien está muy orgulloso de ti. 
Alguien está pensando en ti. 
Alguien está pendiente de ti. 
Alguien te extraña. 
Alguien quiere hablar contigo. 
Alguien quiere estar contigo. 
Alguien espera que no estés en problemas. 
Alguien está agradecido por el soporte que le has dado. 
Alguien quiere sostener tu mano. 
Alguien espera que todo te salga bien. 
Alguien quiere que seas feliz. 
Alguien quiere que le encuentres. 
Alguien está celebrando tus éxitos. 
Alguien quiere darte un regalo. 
Alguien piensa que tú ERES un regalo. 
Alguien espera que no tengas ni mucho frío ni mucho calor. 
Alguien quiere abrazarte. 
Alguien te quiere. 
Alguien admira tu fortaleza. 
Alguien está pensando en ti y sonriendo. 
Alguien quiere estar en tu hombro para llorar. 
Alguien quiere salir contigo y pasarla bien. 
Alguien piensa muchísimo en ti. 
Alguien quiere protegerte. 
Alguien haría cualquier cosa por ti. 
Alguien quiere ser perdonado. 
Alguien está agradecido por tu perdón. 
Alguien quiere reírse contigo. 
Alguien te recuerda y desea que estuvieras allí. 
Alguien está alabando a Dios por ti. 
Alguien necesita saber que tu aprecio es incondicional. 
Alguien quiere decirte lo mucho que significas para esa persona. 
Alguien quiere compartir sus sueños contigo. 
Alguien quiere sostenerte en sus brazos. 
Alguien quiere que TU lo sostengas en tus brazos. 
Alguien atesora tu espíritu.. 
Alguien desea poder detener el tiempo para ti. 
Alguien alaba a Dios por tu amistad y aprecio. 
Alguien no puede esperar para verte. 
Alguien te aprecia por quien eres. 
Alguien aprecia la manera que le haces sentir. 
Alguien quiere estar contigo. 
Alguien quiere que sepas que está allí para ti. 
Alguien está contento de que tu seas su amigo. 
Alguien quiere ser tu amigo. 
Alguien se trasnochó toda la noche pensando en ti. 
Alguien esta deseando que le tomes en cuenta. 
Alguien quiere poder llegar a conocerte mejor. 
Alguien quiere estar cerca de ti. 
Alguien extraña tu consejo y guia. 
Alguien tiene fe en ti. 
Alguien confía en ti. 
Alguien necesita que tú le envíes esta carta. 
Alguien necesita tu soporte. 
Alguien necesita que tú tengas fe en ellos. 
Alguien llorará cuando lea esto. 
Alguien necesita que tú le permitas ser su amigo. 
Alguien escucha una canción que le recuerda a ti.

Mi oración para tí


Señor: Aquí te presento a mi amiga para que la bendigas, la cuides y le enseñes a vivir. Tú que sabes lo que vive, lo que le preocupa, lo que siente, lo que piensa, lo que anhela, lo que le falta y lo que desea.


Tú que sabes cuando llora, cuando ríe, cuando esta en soledad. Cuídala, protégela, anímale a seguir adelante; acompáñala siempre." 

A mi Señor, enséñame a presentir lo que siente dentro de ella, a estar disponible cuando más me necesite, a ser amable cuando más necesite ser amada, a verla cuando necesite ser vista, a oírla cuando necesite ser oída, a darle seguridad cuando necesite seguridad, a cuidarla cuando necesite ser cuidada, a acudir cuando necesite de alguien, a ayudarla cuando necesite ser ayudada, a celebrar cuando necesite ser celebrada, a llorar cuando tenga necesidad de desahogarse, a sentirme orgullosa de ella y a aprender cuanto pueda de ella." 

Porque tu has sido, Señor, el gran amigo incondicional de tantos, pido hoy por mi amiga y por mi, por nuestra amistad y la relación que nos une, bendícenos y acógenos con tu amor. Esto te lo pido en el nombre de mi amiga y tu hijo Amado Jesús. 

AMEN.

Si Supiera Que...


Si supiera que hoy es la última vez que te voy a ver dormir, te abrazaría fuertemente y rezaría al Señor para poder ser el guardián de tu alma. Si supiera que esta sería la última vez que te viera salir por la puerta, te daría un abrazo, un beso y te llamaría de nuevo para darte más. 

Si supiera que esta sería la última vez que voy a oír tu voz, grabaría cada una de tus palabras para poder oírlas una y otra vez indefinidamente. Si supiera que estos son los últimos minutos que te veré, diría te amo y no asumiría, tontamente, que ya lo sabes.

Siempre hay un mañana y la vida nos da otra oportunidad para hacer las cosas bien, pero por si me equivoco y hoy es todo lo que me queda, me gustaría decirte cuanto te quiero y que nunca te olvidaré. El mañana no le está asegurado a nadie, joven o viejo. Hoy puede ser la última vez que veas a los que amas.

Por eso no esperes más, hazlo hoy, ya que si mañana nunca llega, seguramente lamentarás el día que no tomaste tiempo para una sonrisa, un abrazo, un beso, el día que estuviste muy ocupado para concederle a alguien un último deseo.

Mantén a los que amas cerca de ti, diles lo mucho que los necesitas, quiérelos y trátalos bien, toma tiempo para decirles lo siento, perdóname, por favor, gracias y todas las palabras de amor que conoces. Así, si mañana nunca llega, no tendrás remordimientos por hoy. 

El único verdadero viaje de descubrimiento es aquel que se emprende no en busca de paisajes nuevos, sino con ojos nuevos. La vida nos da sólo una oportunidad para ser completamente felices. TÓMALA, no sabes si la próxima vez tendrás la misma suerte.

Hay Tristezas Que Bajan Por Tu Vida Sin Detenerse para Luego Desembocar en Playas de Alegría


Hay tristezas que son como el cauce de los ríos, se deslizan suaves y bajan por tu vida sin detenerse ante los obstáculos, para luego desembocar en las playas de tu futura alegría.

Cuando notas que tu mirada pierde el brillo como el atardecer, recuerda que al llegar la mañana, el sol hará que tu hoy sea el inicio de algo totalmente nuevo. Espera el mañana con la cabeza bien erguida.

Continúa simpatizando con la vida aún cuando el sol no brille.

Todos los sinsabores que pudiste percibir en la vida, tienen como finalidad que recuerdes que aún te queda el sentido del gusto para diferenciar lo bueno de lo malo.

Sólo se vive un día a la vez, por eso, por mucha prisa que tengas tendrás que esperar 24 horas para ver el mañana.

¡¡Cuánto amor hay en el cielo para ti!!

La vida es un lujo, es el gusto de lo exquisito por mantener un pie frente al otro. Sí, la vida es un lujo; lujo para amar, para respirar, para soñar y para ser feliz. Por eso no te la guardes sólo para ti, gástala como si fueras millonario.

Que tu sonrisa sea parecida a la de los niños cuando se saben amados, y que logres ver en este día que naciste para recibir una caricia en cada uno de tus latidos, que te des el gusto de perfumar tu boca con palabras llenas del aroma de tu interior, y que la paz que rodea el paternal corazón de Dios sea la que te mantenga saturado de tranquilidad en este tu único día que te corresponde vivir hoy.

“Estar vivo es uno de los regalos más hermosos que podrás mantener tanto en tu espíritu como en tu alma. Por eso, manifiesta tu viveza en todo lo que haces, ríe como si fuera la última vez, sueña como los niños y haz de ti un ser que vive para hacer feliz a los demás”





La Mariposa zul

Había un hombre que vivía con sus dos hijas. Las niñas eran curiosas e inteligentes y siempre hacían muchas preguntas. A veces el hombre sabía responder pero, otras veces, no tenía ni idea de la respuesta. Como pretendía ofrecerles la mejor educación, mandó las niñas de vacaciones a casa de un sabio que vivía en lo alto de la colina.






El sabio siempre respondía a todas las preguntas sin ningún tipo de duda. Impacientes con el sabio, las niñas decidieron inventar una pregunta que él no pudiera responder.

Así que un día una de ellas capturó una linda mariposa azul con la que pensaba engañar al sabio.


¿Qué vas a hacer?”, le preguntó su hermana. 
-Voy a esconder la mariposa entre mis manos y preguntarle al sabio si está viva o muerta. Si él dice que está muerta, abriré mis manos y la dejaré volar. Si dice que está viva, la apretaré y la aplastaré. De esta manera, cualquiera que sea su respuesta, ¡será una respuesta equivocada!


Las dos niñas fueron entonces al encuentro del sabio, que estaba meditando.

-“Tengo aquí una mariposa azul. Dígame, maestro, ¿está viva o muerta?”
Muy calmadamente el sabio sonrió y respondió:
-“Depende de ti... Ella está en tus manos.”

Así es nuestra vida, nuestro presente y nuestro futuro. No debemos culpar a nadie cuando algo falle; somos nosotros los únicos responsables por nuestros errores y malas decisiones.

“Como ocurre con la mariposa azul, nosotros podemos elegir entre la Vida y la Muerte”


La Fábula Del Perrito Listo



Un hombre aficionado a la cacería, se fue a África y se llevó con él a su pequeño perrito para no sentirse solo en ese lugar.

Un día mientras estaban cazando, el perrito persiguiendo a unas mariposas se fue alejando del grupo y al final se encontró vagando por la selva. Se había perdido.

Mientras correteaba tratando de encontrar el camino vio que una pantera enorme se acercaba a toda carrera. Estaba muy claro lo que la pantera pretendía pero, de pronto, el perrito observó unos huesos de un animal muerto y de espaldas a la pantera, se puso a mordisquearlos. Cuando calculó que la pantera estaba a punto de atacarle, el perrito dijo en una voz muy audible: ¡Ah, qué rica pantera me acabo de comer! ¡Estaba deliciosa!



La pantera oyó al perrito y parando sorpresivamente, huyó despavorida pensando que ella podría ser el segundo plato de este animal desconocido. 

Pero trepado en un árbol cercano, estaba un mono que vio y oyó todo lo ocurrido. Así que para ganarse la amistad de la pantera, el mono fue tras ella para contarle que el perrito la había engañado. La pantera se enfureció y decidió volver y darle al perrito su merecido.

-¡Súbete a mi espalda, le dijo al mono, vamos a visitar a ese perro y a ver quién se come a quien! Y salieron corriendo a buscar al perrito.

El pobre perrito estaba tan tranquilo, cuando de pronto vio venir a la pantera y al mono, rápidamente se dio cuenta de que el mono le había contado el engaño. 

¿Y ahora qué hago?, pensó el perrito, asustado. Podría salir corriendo, pero la pantera es más rápida… así que, de pronto, en lugar de huir o esconderse, se sentó dándoles la espalda, como si no los hubiera visto y cuando la pantera estaba a punto de atacarlo de nuevo, el perrito dijo en una voz muy audible: 

¡Ese mono desgraciado! ¡Hace casi media hora que lo mandé a traerme otra pantera y todavía no ha regresado!

Procura ser imaginativo como el perrito. No le temas a lo desconocido como hizo la pantera. 

“En momentos de crisis, la imaginación es más importante que el conocimiento”


Nos Acostumbramos




Nos acostumbramos a vivir en nuestra casa y a no tener otra vista que no sean las ventanas de los edificios que nos rodean. Y como estamos acostumbrados a no ver más que ventanas y edificios, nos acostumbramos a no mirar hacia afuera.

Como no miramos hacia afuera, nos acostumbramos a no abrir del todo las cortinas. Al no abrir completamente las cortinas nos acostumbramos a encender la luz antes. Nos acostumbramos tanto, que olvidamos el sol, olvidamos el aire, olvidamos el paisaje.

Nos acostumbramos a despertar sobresaltados porque se nos hizo tarde. A tomar rápido el desayuno porque llegamos tarde. A comer un sándwich porque no tenemos tiempo para comer a gusto. A salir del trabajo cuando ya anocheció. A cenar rápido y dormir con el estómago pesado sin haber vivido el día, porque tenemos que ir a trabajar temprano. 

Nos acostumbramos a esperar un “no puedo" en el teléfono. A sonreír sin recibir una sonrisa de vuelta. A ser ignorados cuando necesitamos ser vistos. Si el trabajo resulta duro, nos consolamos pensando en el fin de semana. Y cuando llega el fin de semana, nos aburrimos y deseamos que llegue el lunes para ir a trabajar.

Nos acostumbramos tanto a este estilo de vida, que parece que estamos ahorrando vida por miedo a gastarla, y al final, nos olvidamos de vivir. 

“Acuérdate de tu Creador ahora que eres joven. Acuérdate de tu creador antes que vengan los días malos. Llegará el día en que digas: “No da gusto vivir tantos años” Eclesiastés 12:1 

"La muerte está tan segura de su victoria que nos da toda una vida de ventaja"

Un Angel llamado Mamá



Cuenta la leyenda que un angelito estaba en el cielo, cuando Dios, lo llamó y le encomendó una misión, con dulce voz le dijo, tendrás que ir a la tierra y nacer como los humanos, serás un pequeño niño y crecerás hasta llegar a ser un hombre. 

Espantado el angelito, preguntó, pero Señor, ¿cómo haré para vivir tan pequeño e indefenso, quien me cuidará? 

- Entre muchos ángeles escogí uno para ti que te está esperando y te cuidará. 

- Pero dime, aquí en el cielo no hago más que cantar y sonreír, eso me basta para ser feliz…



- No te preocupes, tu ángel te cantará, te sonreirá todos los días y tú sentirás su amor y serás feliz. 

- ¿Cómo entenderé lo que la gente habla si no conozco el idioma de los hombres? 

- Tu ángel te dirá las palabras más dulces y más tiernas que puedas escuchar y con mucha paciencia y con cariño te enseñará a hablar. 

- ¿Y qué haré cuando quiera hablar contigo? 

- Tu ángel juntará tus manitas y te enseñará a orar y podrás hablarme... 

- He oído que en la tierra hay hombres malos, ¿quien me defenderá? 

- Tu ángel te defenderá a costa de su propia vida. 

- Pero estaré triste ya que no te veré más.

- Tu ángel te hablará siempre de mí y te enseñará el camino para que regreses a mi presencia, aunque yo siempre estaré a tu lado durante todo el tiempo que estés entre los hombres. 

El angelito ya empieza a escuchar las voces que venían de la Tierra y atemorizado y con lágrimas en los ojos, dijo...

Dios mío, dime por lo menos el nombre de ese ángel que me cuidará,... 

“Su nombre no importa tú, le llamarás MAMÁ”


El Diario De Un Perro



1ª. Semana. Hoy Cumplí Una Semana De Nacido. ¡Que Alegría Haber Llegado A Este Mundo!!!

1ºmes. Mi Mamá Me Cuida Muy Bien. Es Una Mamá Ejemplar.

2 Meses. Hoy Me Separaron De Mi Mamá. Ella Estaba Muy Inquieta, Y Con Sus Ojos, Me Dijo Adiós, Como Esperando Que Mi Nueva "Familia Humana" Me Cuidara Tan Bien Como Ella Lo Había Hecho...

4 Meses. He Crecido Rápido; Todo Me Llama La Atención. Hay Varios Niños En La Casa Que Para Mí Son Como "Hermanitos". Somos Muy Inquietos, Ellos Me Jalan La Cola Y Yo Los Muerdo Jugando.

5 Meses. Hoy Me Regañaron, Mi Ama Se Molestó Porque Me Hice " Pipí" Adentro De La Casa... Pero Nunca Me Habían Dicho Dónde Debía Hacerlo. Además, Duermo En El Dormitorio Y... ¡Ya No Me Aguantaba!!!

8 Meses. Soy Un Perro Feliz. Tengo El Calor De Un Hogar; Me Siento Tan Seguro, Tan Protegido... Creo Que Mi Familia Humana Me Quiere Y Me Consiente Mucho... Cuando Están Comiendo Me Convidan, El Patio Es Para Mi Solito Y Me Doy Vuelo Escarbando Como Mis Antepasados Los Lobos Cuando Esconden La Comida. Pero Nunca Me Educan, Seguramente Ha De Estar Bien Todo Lo Que Hago.

12 Meses. Hoy Cumplí Un Año. Soy Un Perro Adulto Y Mis Amos Dicen Que Crecí Más De Lo Que Ellos Pensaban. Qué Orgullosos Se Deben Sentir De Mí!!!

13 Meses. Qué Mal Me Sentí Hoy... Mi "Hermanito" Me Quitó La Pelota. Como Yo Nunca Agarro Sus Juguetes Fui Y Se La Quité. Pero Como Mis Mandíbulas Se Han Hecho Muy Fuertes Lo Lastimé Sin Querer. Después Del Susto Me Encadenaron Casi Sin Poderme Mover Al Rayo Del Sol. Dicen Que Van A Tenerme En Observación Y Que Soy Muy Ingrato... No Entiendo Nada De Lo Que Pasa.

15 Meses. Ya Nada Es Igual... Vivo En La Terraza... Me Siento Muy Solo... Mi Familia Ya No Me Quiere. A Veces Hasta Se Olvidan Que Tengo Hambre Y Sed Y Cuando Llueve No Tengo Techo Con Que Taparme...

16 Meses. Hoy Me Bajaron De La Terraza. Pensé Que Seguramente Mi Familia Me Había Perdonado...

Hasta Parece Que Me Van A Llevar Con Ellos De Paseo. Subimos Al Auto, Enfilamos Hacia La Ruta Y Anduvimos Un Largo Trecho Hasta Que De Repente Pararon. Abrieron La Puerta Y Yo Me Bajé Feliz Creyendo Que Haríamos Nuestro "Día De Campo". No Comprendo Porqué Cerraron La Puerta Y Se Fueron. Me Habían Abandonado...

18 Meses. El Otro Día Pasé Por Una Escuela Y Vi A Muchos Niños Y Jóvenes Como Mis "Viejos Hermanitos". Me Acerqué Y Un Grupo De Ellos, Riéndose, Me Lanzó Piedras "Para Ver Quién Tenía Mejor Puntería"... Una De Esas Piedras Me Lastimó El Ojo Y Desde Entonces Ya No Veo Bien .

19 Meses. Parece Mentira, Cuando Estaba Más Bonito Se Querían ... Ahora Estoy Muy Flaco, Mi Aspecto Ha Cambiado...

20 Meses. Casi No Puedo Moverme. Hoy Al Tratar De Cruzar La Calle Por Donde Pasan Los Coches, Uno Me Arrolló. Según Yo, Me Encontraba En Un Lugar Seguro Llamado "Cuneta", Pero Nunca Olvidaré La Mirada De Satisfacción Del Conductor, Que Hasta Se Ladeó Con Tal De Centrarme. Ojalá Me Hubiera Matado... Pero Sólo Me Dislocó La Cadera. El Dolor Es Terrible, Mis Patas Traseras No Me Responden Y Con Dificultades Me Arrastré Hacia Un Poco De Hierba Al Costado Del Camino... Llevo Ya 10 Días Bajo El Sol, La Lluvia Y El Frío, Sin Comer. No Me Puedo Mover, El Dolor Es Insoportable. Me Siento Muy Mal; Quedé En Un Lugar Húmedo Y Parece Que Hasta Mi Pelo Se Está Cayendo. Alguna Gente Pasa Y Ni Me Ve; Otras Dicen: "No Te Acerques". Ya Casi Estoy Inconsciente, Pero Alguna Fuerza Extraña Me Hizo Abrir Los Ojos. La Dulzura De Su Voz Me Hizo Reaccionar. "Pobre Perrito, Mira Como Te Han Dejado", Decía... Junto A Ella Venía Un Señor De Bata Blanca, Empezó A Tocarme Y Dijo: "Lo Siento Señora, Pero Este Perro Ya No Tiene Remedio, Es Mejor Que Deje De Sufrir." A La Gentil Dama Se Le Salieron Las Lágrimas Y Asintió. Como Pude, Moví El Rabo Y La Miré Agradeciéndole Que Me Ayudara A Descansar... Sólo Sentí Un Pinchazo Y Me Dormí Para Siempre, Pensando En Porqué Tuve Que Nacer Si Nadie Me Quería...

La Solución No Es Echar Un Perro A La Calle, Sino Educarlo. No Conviertas En Problema Una Grata Compañía. Ayuda A Abrir La Conciencia Y Así Poder Acabar Con El Problema De Los Perros Callejeros.