Mi oración para tí


Señor: Aquí te presento a mi amiga para que la bendigas, la cuides y le enseñes a vivir. Tú que sabes lo que vive, lo que le preocupa, lo que siente, lo que piensa, lo que anhela, lo que le falta y lo que desea.


Tú que sabes cuando llora, cuando ríe, cuando esta en soledad. Cuídala, protégela, anímale a seguir adelante; acompáñala siempre." 

A mi Señor, enséñame a presentir lo que siente dentro de ella, a estar disponible cuando más me necesite, a ser amable cuando más necesite ser amada, a verla cuando necesite ser vista, a oírla cuando necesite ser oída, a darle seguridad cuando necesite seguridad, a cuidarla cuando necesite ser cuidada, a acudir cuando necesite de alguien, a ayudarla cuando necesite ser ayudada, a celebrar cuando necesite ser celebrada, a llorar cuando tenga necesidad de desahogarse, a sentirme orgullosa de ella y a aprender cuanto pueda de ella." 

Porque tu has sido, Señor, el gran amigo incondicional de tantos, pido hoy por mi amiga y por mi, por nuestra amistad y la relación que nos une, bendícenos y acógenos con tu amor. Esto te lo pido en el nombre de mi amiga y tu hijo Amado Jesús. 

AMEN.